GALERÍA MÁLAGA. Entre lo tóxico y lo comestible: la naturaleza

Posted by

El proyecto de la galería MÁLAGA surge en el año 2012, en la calle del mismo nombre, número 92, colonia Insurgentes Mixcoac. Su objetivo consiste en actuar fuera de los corredores de arte ubicados en la zona centro de la ciudad. Así, desde el sur, sus integrantes   están haciendo conexiones con artistas contemporáneos tanto de México, como del resto del mundo. Han expuesto obras de diversos artistas consolidados, pero también están abiertos a nuevas propuestas, a nuevos talentos. Cada exposición va acompañada de pláticas, talleres y cursos dirigidos a los interesados, pues la galería apuesta por atraer y compartir experiencias no sólo con los artistas, sino también con todas las personas que se acerquen a ella.

       Daniela Ramos, directora de la galería, nos comenta sobre los propósitos y planes de trabajo que tienen para el futuro inmediato, así como sobre la exposición “Entre lo tóxico y lo comestible: la naturaleza”, la cual se inauguró el jueves 9 de noviembre, a las siete de la noche. Cabe decir que el público presente se mostró satisfecho, dispuesto a compartir y a hablar de sus gustos. Por ejemplo, unos preferían a Leomar, con sus técnicas artesanales y sus gestos contradictorios que mandan mensajes de paz; otros se iban con Carolina Pavía, que nos llenó de flores, cactus, ramas y trozos de árboles emergiendo de algún cuerpo humano; a su vez, había quien prefería a Omar Sahe y sus reminiscencias a las culturas populares de Guerrero; Gastón Gallardo impresionó con sus propuestas sobre la pesca incidental y su serie “D-Sazón”;   en suma, todos tuvieron su tiempo y su espacio. No obstante, la nota chusca nos la dio una integrante de nuestra revista: “No me gusta el arte contemporáneo, pero puedo decir que hubo una pieza que llamó mi atención. Se trata de “Memoria de la selva”, que es un cuadro donde se plasma un elefante con una mirada muy significativa. Su mirada debe ser tóxica, porque comestible no es.” En fin, he aquí la plática con Daniela, la encargada del lugar.

¿Cuándo y en qué contexto surge Galería Málaga?

La galería surgió en 2012, gracias al amor al arte y al afán coleccionista del dueño de la galería, el señor Rafael López Esquer. Desde siempre, nuestra ubicación está en la calle de Málaga, en la colonia Insurgentes Mixcoac. Este espacio nos permite descentralizar la actividad cultural que se gesta en la zona centro de la ciudad. En ese sentido, ofrecemos un espacio alterno sito al sur de la metrópoli. Aquí, asiduos o nuevos públicos en el arte pueden darse cita para visitar nuestras exposiciones temporales, para adquirir piezas de arte y diseño contemporáneo, o bien para asistir a los diferentes cursos y ciclos de conferencias que se imparten.

¿Qué artistas han expuesto y cómo es la relación con ellos?

La relación que mantenemos con los artistas es muy sólida, pues se basa siempre en la colaboración entre ambos. Uno de los pilares fundamentales de la galería es el apoyo al talento nacional, particularmente a los jóvenes que recién salen de diferentes talleres y escuelas de artes, o incluso que son autodidactas. Ha sido fructífero el camino que hemos recorrido con la mayoría y, sin duda, es muy gratificante apoyar a artistas como Ilan Dana, Francesca Dalla Benetta, Daniel Montalvo y Jorge Moedano, entre otros, y ver cómo se abren paso dentro de la esfera del arte en galerías, centros de exposiciones, colecciones y demás sitios, sea a nivel nacional, o internacional.

¿Qué artistas participan en “Entre lo tóxico y lo comestible: la naturaleza”?

La muestra se compone de once artistas emergentes, cuyo material es inédito en la galería: Daniel Montalvo, Gastón Gallardo, Leomar, Carolina Pavía, Francesco Pinzón, Inés de Antuñano, Iván Villaseñor, Ricardo Cabrera, Mayte Espinosa, Roberto Blanco y Omar Sahe.

¿Qué criterios marcaron el proceso de selección?

Nuestro proceso de selección fue abierto, previa convocatoria. El curador principal es César Burgos, quien colabora con nosotros en diferentes proyectos. Así, la selección corrió a cargo de él, en conjunto conmigo como representante de la galería y con Mercarte, que es una agencia de branding y gestión cultural. Actualmente, César se encuentra en un viaje de trabajo por Europa (Suecia, Noruega, Suiza y Turquía), además de Asia (Corea del Sur y Hong Kong). Mediante esta gira, pretendemos establecer una colaboración con diferentes espacios internacionales, con el propósito de que derive en el fortalecimiento de los vínculos de comunidad entre artistas y público nacional y extranjero.

¿Por qué la naturaleza es el concepto eje de la exposición?

En un principio, la temática de la convocatoria era abierta, pero las propuestas que más llamaron nuestra atención se fueron perfilando hacia un tema que creo nunca pasará de moda: la naturaleza. El material nos permitió manejar dos áreas distintas: entre lo tóxico y lo comestible. En uno, desde el enfoque de lo estético y lo bello, se retoman tanto la naturaleza como sus componentes; en el otro, aquélla funge como arte objeto, producto del hombre y la sociedad.

¿Consideras que el arte tiene un compromiso social, y, de ser así, cómo incide el arte en la sociedad?

Claro. Creo que el arte es un aparato muy poderoso, y sus discursos, al estar tan relacionados con la psique y las pasiones humanas, exigen definitivamente un compromiso que debe estar ligado a las acciones diarias de la galería. En nuestro caso, buscamos que el discurso de la galería tenga relación con el entorno y con el contexto social, para procurar con ello una mayor empatía y un mayor impacto en el público, tanto el recurrente como el potencial.

Los recientes sucesos de los sismos han mostrado una solidaridad enorme, ¿cómo se dio en Galería Málaga?

El apoyo fue parte de un proceso natural, por así decirlo, debido a las características ideológicas de los que conformamos la galería. Siempre hemos respondido a favor de las causas sociales y, en esta ocasión, fungimos como centro de acopio desde el sismo del 7 de septiembre, cuyo epicentro estuvo en Oaxaca. En un inicio, la ayuda recolectada se iba a destinar únicamente a las comunidades más perjudicadas en el Istmo; sin embargo, al momento del segundo sismo, el del 19 de septiembre, también ampliamos nuestra actividad de acopio en favor de Morelos y Puebla. La respuesta de la comunidad vecinal, de las redes sociales y del público en general, ha sido muy copiosa, por fortuna. Toda la ayuda recolectada la distribuiremos de manera personal a los más afectados, para asegurarnos de que llegue a buen destino y de la manera más transparente y genuina posible.

Galería Málaga Arte Contemporáneo.

Calle Málaga No. 92, colonia Insurgentes Mixcoac, Delegación Benito Juárez.

Teléfono: 5615 5693

www.galeriamalaga.com

t@GaleriaMalaga

f@GaleriaMalaga

i@ galeriamalaga

contacto@galeriamalaga.com

Lunes a viernes, 10:00 – 18:00 hs.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *